Skip to main content

Festín De Lanzamientos - Ahorra Hasta Un 50% en Distribución Digital de Música 💸

Descubre más
iMusician logo
Todos los artículos del blog

Crear música para teatro

How to make music for musical theater

Tienes libertad para hacer lo que quieras, siempre que no acabe siendo un concierto”. Crear música para teatro es muy diferente a grabar un álbum o tocar en vivo. La música que hagas debe apoyar las escenas, la historia y la producción en general, en lugar de simplemente llamar la atención, poniendo de relieve su propia personalidad durante la representación. Dicho esto, eso no significa que la música que se hace para teatro no pueda convertirse en un álbum después. Por encima de todo tienes libertad para hacer lo que quieras, siempre y cuando no se convierta en un concierto. No hay reglas, o quizás sólo una: no se trata sólo de la música en sí misma, sino del proyecto.

Investigación y desarrollo

Tu investigación implica no sólo examinar el tema o el guión, sino también reunirte con el director y su equipo, discutir la pieza y asistir a los ensayos. Debes trabajar en estrecha colaboración con el director y los intérpretes para percibir el estado de ánimo que cada segmento del programa debe transmitir. Discute con ellos lo que ocurre entre los actos y por bajo de la superficie de la trama. Tu música puede dar vida a lo invisible al mismo tiempo que complementa o contradice las imágenes, la acción y el diálogo de la obra. El paisaje, la puesta en escena y la iluminación del escenario también deben ser tenidos en cuenta. La combinación de todos estos componentes debe producir la paleta de colores sónicos y los detalles temperamentales que pueden utilizarse para comenzar a componer.

Crear composiciones e instrumentación

Tus composiciones musicales y la instrumentación se deben utilizar para mejorar los diversos aspectos de la obra y no eclipsar ninguna de las escenas. Deben estar hilvanados y trabajados dentro de la representación, de forma que conecten las piezas en un conjunto funcional. Toma nota de qué tipo de música vas a crear para los entreactos y también para los diálogos. Tu instrumentación no necesita ser convencional; de hecho el teatro es el mejor lugar para salirse de la norma al decidir qué instrumentos se van a utilizar. Los instrumentos fabricados a mano siempre son cautivadores en el escenario y su sonido particular puede ayudar a evitar que la música se convierta en un mero concierto. La instrumentación más sencilla puede ser mucho más envolvente y conmovedora cuando se presenta a través de la óptica de la escena teatral.

Ensayado y refinado

Se necesita mucho tiempo de práctica para refinar la música para una producción teatral. Después de haber desarrollado la música, debes revisarla con todo el equipo y actuar muchas veces hasta que la tengas pulida hasta el punto en que sea la más apropiada, práctica y potente. El proceso de trabajo es diferente para cada persona y para cada tipo de producción pero al final, cuando llega el momento de preparar la obra, deberéis trabajar todos juntos. El arte del refinamiento depende de tu habilidad para trabajar con el resto del equipo, descubriendo qué funciona y qué no. Muchas veces los momentos más grandes, más poderosos, surgirán de las estructuras que se han ensayado repetidamente durante el proceso crítico del trabajo en grupo. A menudo, desarrollos espontáneos del genio creativo surgirán de este ejercicio mundano. La aplicación de la música a la actuación dramática es una de las actividades de grupo más antiguas y primitivas conocidas por la humanidad y todavía estamos refinando este arte ceremonial incluso hoy. No tengas miedo de probar lo poco convencional y aventurarte con tu música fuera de los motivos y arreglos ya formulados.

Actuación en vivo

Debes tocar lo que se ha ensayado previamente y evitar alejarte de lo que hayas desarrollado y de lo que esperan los otros artistas de tu grupo. Tu lenguaje corporal debe reflejar cuál es tu papel en relación con todo lo que suceda a tu alrededor en el escenario. Una presencia natural de los intérpretes es tan importante como la actuación en sí, ya que el público recuerda cómo se han sentido durante experiencia y, en ese sentido, tu nivel de compostura es muy visible. La música en el teatro no necesita ser impecable, sino que debe reflejar y apoyar el sentimiento de la historia que se está contando. Debes encontrar una conexión intuitiva entre lo que has ensayado, tu presencia natural, tu lenguaje corporal y todo lo que esté pasando a tu alrededor en cada momento; durante todo el arco narrativo hasta el saludo final.

Sampleado y playback grabado

Puedes samplear cualquier sonido y tocarlo en vivo, pero hay ciertas cosas que debes tener en cuenta. La primera es el tiempo y el orden. Asegúrate de tener todos los disparadores de samples preparados en la secuencia de programa en tu DAW, para que no te encuentres con problemas a la hora de encontrar la muestra correcta con la presión del tiempo. También debes asegurarte de que realmente puedes ver los botones de disparo en tu equipo, porque por lo general el teatro está bastante oscuro durante la actuación. Puedes utilizar una linterna pequeña, aunque también podría ser una distracción. No quieres perderte ninguna señal o darle al sample equivocado porque no puedas encontrarlo. Asegúrate de que los niveles del sistema de sonido están en un volumen similar al resto de lo que vaya a pasar en el escenario a lo largo de todo el espectáculo. Demasiado alto o demasiado bajo puede ser un desastre.

Efectos de sonido y diseño

Usar efectos con voz o instrumento como un variador de octavas, retraso reverso, distorsión, etc. puede añadir elementos surrealistas, extraños o fantasmagóricos que pueden funcionar bien, siempre y cuando se hagan con una intención que esté relacionada con la obra.

Los efectos normalmente tendrás que utilizarlos con moderación, coherencia y atención para no excederte sobrecargando el sistema de sonido.Otros efectos de sonido pueden resultar algo anticuados, como puede ser el caso de objetos, herramientas o instrumentos que se tocan en un intento de imitar otra cosa. Por ejemplo golpear el borde del tambor con una baqueta para recrear el sonido de los disparos o usar un micrófono para hacer una plétora de posibles sonidos con la boca (como el sonido del viento, un coche, un animal etc). Puedes combinar tus propios samples junto con la actuación en vivo y los efectos y mezclar todos juntos a la vez.

Simplemente tienes asegúrate de que no estás olvidando la trama.Cuando utilizas tu secuenciador en combinación con tu actuación en vivo y los efectos, tómate tu tiempo para conseguir que todos los niveles estén adecuadamente equilibrados y cada canal en su cue, lo mismo que tus máquinas, tanto en casa como en el escenario. Hay muchos eslabones en estas cadenas, así que comprueba tus baterías, cables y toma de tierra antes de cada representación. Estos componentes son complejos y puede llevar tiempo localizar los problemas cuando aparecen. Realiza una copia de seguridad de todos tus archivos en un disco duro externo ya que, aunque es improbable que cinco minutos antes de tu debut el portátil que estás usando para el espectáculo se estropee, podría suceder. Estate preparado para cualquier cosa y busca salir de lo ordinario, porque la música para teatro no necesita encajar con lo convencional.

Comparte este artículo en
Newsletter de iMusician

Mantente al tanto de lo que pasa

Entérate de todas novedades, consejos, trucos y contenido teórico en torno al sector de la música. Todo lo que necesitas para desarrollar tu carrera musical directo a tu bandeja de entrada.

Loading...