Skip to main content

*NOVEDAD* La forma más fácil de publicar música 🎵

¡Haz que tu música se escuche!
iMusician logo
Todos los artículos del blog

Usar datos para planificar una gira

Comparte este artículo en
Coche de juguete sobre mapa de EE UU

Cada movimiento en internet deja un rastro. Cuanto mejor se te de interpretar dicho rastro, antes llegarás a tu destino. Cada vez que tus fans escuchan tu música en streaming y descargan tus canciones, o cuando compran una entrada para tu concierto, revelan datos sobre ellos. Lo mismo ocurre con tus seguidores en tu perfil de Facebook. Localizar datos en particular no tiene precio a la hora de planificar tu gira. Conocer en profundidad a tus seguidores con Spotify Insights y Facebook Insights e interpretar las estadísticas de Soundcloud o YouTube, te van a decir de dónde son tu fans.

Fans, ¿dónde estáis?

Hemos hablado con Nikoo Sadr de MusicAlly, para que veas algunos ejemplos prácticos. Sard en experta en redes sociales y asesora a artistas como parte de su trabajo en MusicAlly. Ella asesoró al dúo holandés de Djs Fierbeatz, que descubrieron, gracias a las estadísticas de las redes sociales, que tenían muchísimos fans en México. La princesa estadounidense del country Hunter Hayes hizo su gira según el origen de sus reproducciones en Spotify. Incluso veteranos como Iron Maiden tienen en cuenta los datos. La mítica banda descubrió que muchos de sus seguidores en Brasil descargaban sus canciones de forma ilegal. Así que hicieron una gira en Brasil y convirtieron a los fans que no pagaban por su música en fans que pagaban por una entrada para el concierto. Los Rolling Stone declararon que sólo su concierto de 2013 en Sao Paolo generó 2.5 millones de dólares.

Aunque Iron Maiden juega en otra liga, el principio es el mismo: si sabes dónde están tus fans puedes dirigirte a ellos directamente. Spotify Insights es una herramienta genial para averiguar en que ciudades tienes más reproducciones (en streaming) de tu música. Lo que igual no sabes exactamente es cómo atraer más tráfico a los principales servicios de streaming. Por suerte Bandcamp y Bandpage ofrecen a los recién llegados información de su base de datos de fans. Lo mismo es aplicabe a Soundcloud y YouTube.

Las estadísticas de los servicios de streaming son más fiables que las que ofrece Facebook, porque te muestran públicamente que tus fans han escuchado tu música. Un “Me gusta” en Facebook no te permite sacar tanta información. De todas formas los “likes” pueden darte al menos cierta orientación (por eso es fácil localizar la procedencia de los “likes” de pago; a menudo vienen de los lugares más exóticos).

Esto es buena música

Ahora que ya sabes dónde están tus fans, es el momento de encontrar un lugar apropiado que se ajuste a tus necesidades. Ni demasiado grande ni demasiado cutre. ¿No sería estupendo acceder a una base de datos con una lista de clubs y salas de conciertos en las que merezca la pena tocar? Tom Hodgson y Oli Steadman, al que igual conoces por ser el bajo de Stornoway, pensaron lo mismo y fundaron Tigmus, bajo el lema “esto es buena música”.

“Lo describimos como una especie de servicio de citas entre salas y artistas”, explica Hodgson. En su página web están registrados actualmente más de 900 lugares para actuar en Europa, la mayoría en Reino Unido, ampliando cada vez más su registro. Los artistas pueden buscar el lugar perfecto en Tigmus y los promotores y programadores de las salas registradas pueden buscar artistas.

Tigmus trabaja también con datos y ahora están desarrollando algún algoritmo práctico. Hodgson nos lo explica: “Cuando un artista se registra en Tigmus, nosotros les integramos en su página de Facebook y usamos esos datos para saber dónde se localiza su base de fans. Después mapeamos esa información a nuestra base de datos con las salas de conciertos. Por lo que si eres un artista y quieres dar un concierto, digamos, en Manchester, el backend de Tigmus cruza todos los datos y hace coincidir el lugar del tamaño correcto a la zona elegida, por lo que no llamarás a la puerta del Ritz de Manchester si tienes una base de fans relativamente pequeña”.

Tigmus no sólo se asegura que los artistas actúan el lugar con el aforo apropiado, también ahorra trabajo al los operadores de las salas, para que no tengan que leer montañas de emails de artistas queriendo tocar en el mismo escenario que sus ídolos. Muchos de ellos no tienen aún suficiente atractivo para convocar a un público que llene todas las Brixton Academies de este mundo.

Cuantas más salas y artistas se registren con Tigmus, más datos podrá analizar la aplicación. Según Hodgson y Steadman, Tigmus pronto será capaz de seleccionar automáticamente artistas de una región que también coincidan musicalmente. En teoría, esto podrá sugerir a los promotores de una sala registrada la programación completa para un evento. Steadman afirma: “Muchas salas en todo el país tienen una segunda sala. Estas tienen un espacio grande y otro mediano con aforos entre 150 y 400 personas. Y esas espacios medianas suelen emplearse muy poco. Nosotros ayudamos a las salas a llenar esos espacios más a menudo, lo que hará aumentar sus ingresos. Y como nos encargamos de todo esto a través de Tigmus, se ahorra así tiempo”.

Tigmus, igual que el clásico agente, cobra una comisión al artista, el 10% para ser exactos. Eso es más barato que lo que cobra un agente normalmente (entre 15 y 20%). La otra fuente de ingresos para Tigmus es la venta de entradas. En cualquier caso, la oferta de Gigstarter, donde los artistas venden entradas primero y contratan el bolo cuando se han vendido suficientes entradas, está fuera de discusión para Hodgson y Steadman.

Depende de ti

¿Conoces Gigstarter? La aplicación permite a los artistas, managers, agentes y sellos musicales vender primero entradas y luego realizar una gira. Teóricamente, esto debería reducir riesgos, sobre todo, para los usuarios, desde el momento en que sepan en que ciudades podrían vender todas las entradas. Donal Sannell, fundador de Gigstarter, al que entrevistamos por su “start-up” hace dos años, ha observado que la industria no necesita semejante herramienta. Hoy afirma “creamos una solución para un problema que no estaba ahí”.

La industria está contenta con su situación imperfecta. El modelo actual es ineficiente, derrochador y al final el artista paga el precio por ello. Pero muchos artistas sólo quieren tocar sobre el mismo escenario que sus héroes. No están interesados en las últimas soluciones tecnológicas, incluso si esa solución les garantiza unos ingresos mayores.

En cualquier caso, la industria no quiere preocuparse con movidas revolucionarias que tienen capacidad para afectar su negocio. La relación entre promotores y agentes ha sido ignorada durante décadas. Por supuesto no van a ayudar a cambiar el negocio si eso significa ser sustituidos por tecnología. Gigstarter es una herramienta prometedora, sobre todo para artistas emergentes y los que vengan. Pero una vez alcancen cierto tamaño, la industria aparece en escena y es la que ejerce su control.

Todos son egoístas. Algunos conciertos venden sus entradas más rápidos que otros, pero últimamente todo el mundo recibe un cheque”, afirma Scannell. Sólo cuando los artistas rechacen el cheque y sean lo suficiente idealistas como para apoyar una idea como Gigstarter, podría ser el momento en que se avance hacia las nuevas tecnologías y que los artistas puedan recorrer rutas alternativas a la tradicional. Eso es aplicable para Tigmus también. Depende de ti.

Compartir

Posts relacionados

Comparte este artículo en
Newsletter de iMusician

Todo lo que necesitas.
En un solo lugar.

Obtén consejos en torno a obtener éxito como músico, recibe descuentos en distribución musical y también las últimas noticias de iMusician directamente en tu bandeja de entrada. Todo lo que necesitas para crecer en tu carrera musical.

Loading...