Skip to main content

Festín De Lanzamientos - Ahorra Hasta Un 50% en Distribución Digital de Música 💸

Descubre más
iMusician logo
Todos los artículos del blog

El diseño en la música

Al igual que la música, sectores como el branding o el diseño gráfico están llenos de emoción, de belleza y de significado. El punto en el que diseño difiere de la música, sin embargo, es su base funcional y práctica. La gente interactúa a diario con el diseño que, al proporcionar información, ayuda a planificar y a ejecutar tareas cotidianas. Otras veces el diseño va más allá de lo práctico, ayudando a comprender e interpretar mensajes subyacentes más profundos (como la personalidad, los valores o la emoción).Material gráfico de calidad en el disco, sitios web, pósters e incluso software son sólo algunos ejemplos prácticos de piezas con las que el diseño permite a la gente establecer conexiones más profundas con el artista.Pero, ¿cómo se consiguen estas conexiones? ¿Y cómo pueden la música y el diseño colaborar para ayudar a que los artistas lleguen a su audiencia?En este post vamos a comenzar a explorar estos temas y a discutir cómo dedicar tiempo a planificar la estrategia de diseño puede ayudar a los artistas a llegar a su audiencia y conseguir eco.

Partes de un todo

Soy diseñador en mi trabajo diario y paso la mayor parte de mi tiempo diseñando productos y servicios para empresas y sus usuarios. En estos proyectos, mi labor no es sólo centrarme en la estética, sino también crear cosas que ayuden a las personas a conseguir lo que necesitan.Como la mayoría de compañías de éxito, los artistas y los músicos con ambición necesitan una estrategia de diseño bien planificada y una marca cohesionada para alcanzar el mercado adecuado.Un buen branding implica varios departamentos y ayuda a la audiencia a entender los valores de un artista: qué intenta conseguir y cómo lo va a hacer. Guste o no, el branding puede -y a menudo lo hace- tener un gran efecto sobre cómo un artista es percibido por fans potenciales.Para entender este tema, echemos primero un vistazo a algunos elementos básicos del branding. Pueden parecer obvios, pero es importante tenerlos en cuenta, siempre como partes de un todo.Aunque muchas elecciones de diseño parecen naturales, o son representaciones o extensiones obvias de tu visión o personalidad (especialmente en gente muy creativa), también es aconsejable plantearse cómo van a ser acogidos por tu audiencia.

Los bloques que construirán tu marca, muy posiblemente incluirán:

designinmusicpix1.jpg

El branding de un icono

Para ilustrar cómo estos elementos pueden combinarse para formar una marca bien cohesionada, examinemos cómo una artista mundialmente reconocida gestiona este aspecto. La cantante islandesa Björk es un ejemplo interesante. No sólo es respetada a nivel mundial por su música, también se la ve como una innovadora. ¿Por qué la percibimos así? ¿Es simplemente a su música o hay algo más en juego? Echemos un vistazo a su marca a través de los elementos descritos anteriormente:

designinmusicpix1.jpg

La combinación de estos elementos crea una marca fuerte y clara. Como artista Björk es considerada innovadora, vanguardista y con profundos valores humanos. Un diseño de marca sólido, apoya y profundiza en esto, ayudándola a interactuar y a conectar con su audiencia a niveles significativos.Puede que Björk sea un caso extremo, pero ayuda a ilustrar como el nivel de sincronización entre el diseño y producto, ya sea planeado de forma espontánea o meticulosa, puede crear una marca cohesionada.

Haciendo zoom

¿Qué lecciones prácticas podemos sacar de las decisiones de branding de una artista global como Björk?La más importante implica tener una visión clara de tu proyecto. Crear una visión comienza preguntando qué historia o mensaje está en el núcleo del proyecto, a quién se dirige ese proyecto y cómo van a interactuar con él.Una vez respondidas estas preguntas, un diseño y una estrategia de branding coherentes podrán conceptualizarse correctamente. Como base, ampliemos los elementos de branding que hemos mencionado antes:

Una última cosa

Como nota final, es importante recordar que el arte siempre está cambiando. Aunque una marca consistente es lo deseable, este no es un concepto estático. Los tiempos, las tendencias, la música y el público cambian. Dedicar tiempo a reubicarse en torno a la visión y a la audiencia asegura la relevancia y la calidad de tu marca y de tu música.

Posts relacionados

Comparte este artículo en
Newsletter de iMusician

Mantente al tanto de lo que pasa

Entérate de todas novedades, consejos, trucos y contenido teórico en torno al sector de la música. Todo lo que necesitas para desarrollar tu carrera musical directo a tu bandeja de entrada.

Loading...