Skip to main content

Nuestros NUEVOS planes de suscripción ya están aquí 🌟

Más información
iMusician logo
Todos los artículos del blog

Los nueve contratos más importantes en la industria musical

Comparte este artículo en
Most important contracts music industry imusician

La industria musical es conocida popularmente por estar relacionada con el entretenimiento y la creatividad, pero los acuerdos legalmente ejecutables (o contratos) forman parte esencial de la vida profesional de un músico. Aun así, es muy común que los artistas no sean conscientes de que ciertos contratos son necesarios o no los lean con detenimiento, lo que puede acarrear consecuencias graves en su futuro. En este artículo, te mostraremos cuáles son los contratos más importantes que deberías conocer en la industria musical para proteger tu carrera y allanar tu camino hacia el éxito.

¿Cuáles son los contratos más importantes en la industria musical?

1. Contrato de grupo musical

  • Entre: miembros individuales de un grupo.

  • Duración: basada en mutuo acuerdo.

No importa si acabáis de conoceros o sois amigos de toda la vida; es esencial firmar un contrato de grupo musical con los miembros de tu grupo. De hecho, debería ser lo primero que haces al formar un grupo con alguien.

El contrato de grupo musical se utiliza para regular asuntos legales y fiscales dentro del grupo, como la distribución de los ingresos y los trabajos, los seguros, la posesión de instrumentos y equipo y los derechos de voto dentro del grupo. También es extremadamente útil si surge cualquier tipo de situación complicada o disputa legal relacionada con el nombre del grupo, la retirada de algún miembro, la ruptura del grupo o cualquier otro asunto de importancia. En resumen, tener un contrato de grupo musical evita situaciones que pueden acabar consumiendo grandes cantidades de tiempo, dinero y energía.

2. Transferencia de derechos a músicos y cantantes

  • Entre: un artista en solitario y un(os) músico(s) externo(s).

  • Duración: un mínimo de un año o la duración de un proyecto.

Si actúas como artista en solitario y decides contratar a músicos o cantantes externos, es aconsejable que firmes un acuerdo autorizando la «transferencia de derechos». Este acuerdo regulará los honorarios y el reparto de beneficios si fuera necesario, además de los tipos de derechos relacionados que se otorgan o son transferidos a los músicos o cantantes invitados.

La transferencia de derechos tiene que estar estipulada en forma escrita y aunque el documento no requiera ninguna «palabra mágica» específica, tiene que demostrar claramente la intención del artista de transferir los derechos. Lo más importante es asegurarte de que tengas permiso para usar y reproducir las interpretaciones como corresponde. Debe estar claramente enunciado cuáles son las remuneraciones que deben ser reembolsadas. En general, cuanto más específico y detallado sea el lenguaje de transferencia, mejor.

3. Contratos con sociedades de recaudación y editores

  • Entre: un músico y un editor o una sociedad de recaudación.

  • Duración: un mínimo de un año seguido por varios periodos opcionales.

Si eres un compositor o letrista deberías ponerte en contacto con una sociedad de recaudación lo antes posible y firmar un «contrato de transferencia». La mayoría de países tienen sus propias sociedades de recaudación, como SUISA o GEMA, y otras que funcionan de forma internacional. Esto significa que tus derechos de autor serán recaudados en todo el mundo. Las sociedades de recaudación actúan como guardianes de tus canciones, recaudando los ingresos por la utilización de las mismas y llevándose un pequeño porcentaje del 10 %. Es importante que los grupos decidan de antemano quién recibirá un porcentaje por derechos de autor y quién no. Así evitarás enfrentamientos en el futuro (algo que también podrás incluir en el contrato de grupo musical). Tus derechos de autor pueden protegerse a través de autoridades de derechos de autor para derechos conexos como GVL o SwissPerform.

Las sociedades de recaudación pueden ofrecer diferentes condiciones, por lo que es importante leer con detenimiento el acuerdo que vayas a firmar. GEMA, por ejemplo, solo ofrece un contrato completo, lo que significa que se aplica a todo el conjunto de tu obra. Así que no puedes seleccionar qué canciones van a gestionar y cuáles no.

Los autores y letristas también pueden transferir parte de sus derechos a un editor musical. En este caso, hay contratos por títulos concretos o contratos de autor exclusivo, por los cuales se adelanta una cantidad correspondiente. Los elementos más importantes de estos contratos son la duración del mismo, el territorio, el alcance de los derechos, los deberes del editor y el autor y los derechos de sincronización. Te recomendamos que consultes contratos de muestra y compruebes detenidamente qué derechos te gustaría transferir y bajo qué condiciones.

4. Contrato de sello discográfico

  • Entre: un artista y una compañía discográfica.

  • Duración: mínimo de un año inicialmente. Los sellos poco escrupulosos pueden ofrecer contratos de entre cinco y diez años.

Al firmar un contrato con un sello discográfico, transfieres los «derechos en la grabación» a la compañía interesada en tus canciones. Es muy importante saber que el típico contrato discográfico es un documento complejo que puede resultar difícil de comprender para los músicos. Se refiere a toda la fabricación, distribución y marketing del disco y afecta a todo tipo de cuestiones, como el adelanto que recibirás, qué porcentaje te corresponderá o si el sello se ocupará de tus redes sociales. Otros aspectos regulados por el contrato discográfico son el volumen de la producción, el formato, la exclusividad, la duración, los derechos de sublicencia, la sincronización y los derechos de merchandising.

La duración inicial de un contrato con un sello discográfico suele ser de un año, seguido normalmente por varios periodos opcionales. Antes de firmar un acuerdo con una discográfica, es crucial que aclares cuáles son tus objetivos con la compañía y te asegures de que entiendes todos los aspectos del contrato. Algunas cuestiones que debes mirar con lupa en un contrato con un sello discográfico son los porcentajes de regalías, las deducciones ocultas de regalías o la inclusión de un compromiso de lanzamiento. Un año es un periodo muy largo para estar sujeto a un acuerdo que no te favorece ni te beneficia.

5. Distribution contracts

  • Entre: un sello/artista independiente y una distribuidora.

  • Duración: entre uno y cinco años.

Los contratos de distribución se suelen firmar entre sellos discográficos y distribuidoras. Esta puede ser una de las razones por las que los sellos resultan atractivos para los artistas: se ocupan de gran parte del trabajo por el precio de los derechos de propiedad. Si decides hacer un lanzamiento independiente sin la participación de un sello, entonces puedes firmar un contrato de distribución directamente con la compañía distribuidora. De esta forma, no tienes que transferir ningunos derechos de tus grabaciones, sino simplemente el derecho (exclusivo) para distribuir tu contenido a las correspondientes tiendas socias de la distribuidora, tanto físicas como digitales.

En el caso de un lanzamiento físico, también hay contratos combinados, los cuales no solo incluyen la distribución de tu producto, sino también la fabricación. En un contrato de distribución, se regulan los siguientes puntos: área de distribución, grabaciones cubiertas por el contrato, lanzamiento, costes y pago, transacciones con sociedades de recaudación, derechos de protección y gestión de las existencias.

La duración, así como las condiciones de un contrato de distribución, suelen variar dependiendo de la compañía de distribución musical. En iMusician, puedes unirte a más de 500 000 músicos independientes eligiendo uno de nuestros planes de distribución que mejor se adapte a tus deseos y necesidades. Al firmar un acuerdo, tú, como músico o sello, no tendrás ninguna obligación de permanecer con nosotros por ningún periodo de tiempo concreto, lo que significa que puedes abandonar en cualquier momento. Además, no estarás vinculado a ninguna cláusula de exclusividad. ¡Echa un vistazo a los productos que ofrecemos y a nuestros paquetes de distribución en nuestra página web!

6. Contratos de actuación invitada

  • Entre: un promotor y el representante/booker de un artista.

  • Duración: la duración de la actuación.

En los conciertos, tiene que haber un contrato de actuación entre el promotor y tú o tu representante o booker. Dependiendo de la capacidad del evento, estos contratos pueden ser extremadamente largos y estar llenos de peticiones, extensas cláusulas y previsiones. Sin embargo, su importancia es esencial, ya que evitan que surja cualquier tipo de malentendido o desacuerdo. El contrato por actuación invitada puede provenir de parte del artista o de la organización que contrata al artista. Garantiza que el músico realice la actuación tal y como ha prometido y, al mismo tiempo, asegura que el artista reciba el pago por parte del local.

Los puntos básicos de este contrato incluyen el lugar y la duración de la actuación, los honorarios, el tipo de pago, los deberes del artista y el promotor, los riders técnicos, los costes, el transporte y la logística, el acuerdo de cancelación y los pagos relacionados, el seguro, la seguridad social y las contribuciones a la sociedad de recaudación. Los contratos por actuación más extensos y específicos pueden incluir información adicional y peticiones relacionadas con lo incluido en el backstage, las ventas de merchandising, las listas de invitados o el permiso para grabar la actuación.

7. Contratos de productor y remezcla

  • Entre: artista/sello discográfico y productores/compañías de producción/ingenieros musicales.

  • Duración: suele variar, pero se aconseja acordar un periodo inicial de 12-18 meses.

Los contratos de producción musical suelen firmarse entre productores y compañías de producción o ingenieros musicales y el sello discográfico o el artista con quien estén trabajando. Los productores están a cargo del proceso de producción, las grabaciones y el estilo de la grabación en el estudio, y el contrato de producción regula sus responsabilidades y la compensación asociada a esta tarea. Esta compensación suele ser un pago único y/o un porcentaje de los beneficios en forma de regalías. Cuando un contrato de producción está firmado entre productores y artistas, los primeros suelen desempeñar el papel de inversores que ponen su confianza en un artista y quieren que firmen un contrato con un sello discográfico después de producir una grabación exitosa.

También es recomendable firmar un contrato con un productor que vaya a realizar una remezcla de una de tus canciones. Este acuerdo servirá para regular una cantidad por el encargo (un pago por adelantado), un posible porcentaje de las regalías o una combinación de ambos. Los derechos del máster original y de la remezcla seguirán perteneciendo al artista o el contrato regulará la transferencia de derechos y derechos de adaptación (parte de los derechos de autor) al productor.

8. Contratos de gestión de artistas y agencias

  • Entre: un artista y un representante/una agencia de booking.

  • Duración: el periodo inicial es un año, que puede ser ampliado.

Los representantes y los agentes de booking funcionan por separado y sirven de apoyo a tu actividad profesional después de firmar un contrato contigo. Suelen precisar autorización legal especial. Los representantes desempeñan el papel de punto de referencia entre el artista y sus socios de negocios, como el sello discográfico, la distribuidora, el editor y las organizaciones de prensa. Contratar un representante es una decisión muy importante que hay que tomar con detenimiento. Cuanto más tiempo dedique el artista a negociar, crear y organizar estrategias en beneficio de su carrera, menos tiempo y energía tendrá para concentrarse en su trabajo y menos dinero ganará. El contrato con un representante deberá especificar la relación entre las dos partes y estipular los deberes y la compensación del representante. Además, el documento deberá definir lo que el artista no puede hacer sin infringir el contrato y el acuerdo.

Las agencias de booking ayudan a los artistas a conseguir más actuaciones en directo. El contrato con una de estas agencias define los términos y la cooperación entre el agente de booking y el artista y especifica la duración del documento y la compensación para el agente.

9. Contratos de licencia musical

  • Entre: el propietario de una canción (artista/sello discográfico) y una segunda parte que quiere usar la pieza musical del propietario.

  • Duración: variará dependiendo del acuerdo, pero el artista deberá exigir un periodo corto.

Los contratos de sincronización o licencia musical son acuerdos legales entre los propietarios de una canción o su grabación máster y aquellos que quieren usar esa pieza musical. Estos acuerdos sirven para licenciar la sincronización de música protegida por derechos de autor con otro tipo de contenido. Puede tratarse de contenido audiovisual, como películas, series y anuncios de televisión, grabaciones de vídeo y videojuegos, así como contenido no visual, como obras de teatro o anuncios y producciones radiofónicas.

Un contrato de licencia por sincronización deberá especificar cómo se va a usar la obra, la duración del segmento, la importancia de la obra en el mismo, así como la compensación monetaria para los artistas.

Conclusión

En este artículo, hemos cubierto algunos de los acuerdos y contratos más importantes con los que te podrás encontrar en la industria musical. Todos tienen una importancia crucial para tu carrera como artista y es muy importante que los leas detenidamente antes de firmar. Lo más importante, sin embargo, es tener muy claras cuáles son tus necesidades y ambiciones profesionales. Recuerda que un compromiso contractual a largo plazo es muy difícil de cambiar o cancelar una vez que esté firmado.

Músico en el escenario

Pruébalo gratis

Crea una cuenta gratuita hoy mismo y descubre por qué más de 200.000 artistas independientes confían en iMusician para distribuir y monetizar su música online. Sin necesidad de tarjeta de crédito.

Llega a fans de todo el mundo

Configuración rápida, sencilla y gratuita

Atención personal en castellano en el plazo de un día laborable

Distribuye tu música en cientos de tiendas incluyendo Spotify, Apple Music, Amazon, Beatport, Deezer, Traxsource y más

Paga una vez por lanzamiento, sin costes periódicos*

Publica con nuestro sello gratuito (o crea el tuyo propio)

Promociona tu lanzamiento con nuestro set herramientas profesionales

*No aplicable al plan Pro Unlimited, que se abona de forma anual.

Comparte este artículo en
Newsletter de iMusician

Todo lo que necesitas.
En un solo lugar.

Obtén consejos en torno a obtener éxito como músico, recibe descuentos en distribución musical y también las últimas noticias de iMusician directamente en tu bandeja de entrada. Todo lo que necesitas para crecer en tu carrera musical.

Loading...